fbpx

¿Hay grandeza en lo sencillo?

POSITIVO Y NEGATIVO. Dos Formas de Encarar la Vida:
por Emilio Santamaría S.

Cuentan que cuando la NASA comenzó su programa espacial, descubrió que los bolígrafos no funcionaban en el espacio, pues sin gravedad la tinta no bajaba y no se podía escribir. Buscar la solución les llevó más de un año y 12 millones de dólares. Finalmente desarrollaron un bolígrafo capaz de funcionar bajo gravedad cero. Después se enteraron que los rusos, con el mismo problema, utilizaron un lápiz.

Ignoro si la anécdota es o no verídica, pero pone de relieve un hecho muy común hoy en día, complicar lo que podría ser sencillo. Incluso hay bromas sobre ello, como la del hombre que, para contar cien caballos, contaba las patas y dividía entre cuatro. Quizá hasta la llegada de la tecnología podría contribuir a complicarnos la vida. Recuerdo una caricatura en la que un padre escribía en un email: “Hijo, tu madre y yo te extrañamos mucho, te hemos echado mucho de menos. Por eso te pido que apagues tu computadora y bajes a cenar”.

No creo que haya algo malo en el avance de la tecnología. Todo lo contrario, ha venido a simplificar nuestra vida. ¿Ha visto la velocidad con que nos atiende la cajera del supermercado utilizando el código de barras? ¿Ha pensado cómo una tienda que no lo ha visto a usted jamás, le entrega su compra con solo su firma y su tarjeta de crédito? Hoy utilizando WhatsApp podemos comunicarnos no solo con mensajes, también verbalmente y hasta vernos con la otra persona aun cuando esté en un país distante.

Se ha fijado que entre tanto y la tecnología nos hace la vida mas sencilla, hay gente que se empeña en complicarla. ¿Quiere un ejemplo? En una empresa en la que daba un entrenamiento, pregunté si había alguna duda. Uno de los gerentes sugirió que se hiciera una reunión más tarde y que me enviarían por correo electrónico “las interrogantes del grupo”. Yo sugerí que sería más fácil que levantaran la mano y me hicieran ahí mismo sus preguntas. Así se hizo y en unos minutos aclaré las pocas dudas que tenían.

Jesús nos dio siempre grandes lecciones de sencillez: “Vete y no peques más”. “Levántate y anda”. Sus órdenes eran directas, sin complicaciones.

LO NEGATIVO: 

Creer que haciendo complicado algo, lucimos más profesionales.

LO POSITIVO: 

Aprender que hay grandeza en lo sencillo.

Ir al inicio

Visítenos en las redes sociales: Instagram / Facebook

Compártalo con personas que usted aprecia. Muchas Gracias.

Gracias por Compartirlo con personas que usted aprecia: