fbpx
Positivo y Negativo Emilio Santamaria

De gente común a gente extraordinaria

POSITIVO Y NEGATIVO. Dos Formas de Encarar la Vida
por Emilio Santamaría S.

Cuentan que el león, rey de la selva, preocupado por los cazadores que perseguían a las fieras, decidió armar un ejército para defenderse de ellos. Salió a reclutar animales. Y se encontró con el enorme y pesado elefante. ¿Quieres formar parte de mi ejército? Por supuesto, majestad.

Y caminando juntos se encontraron con el lobo. Estoy reuniendo un valiente ejército para defendernos de los cazadores. ¿Te unirás a nosotros? El elefante miró al León, y preguntó: ¿Para qué te servirá un animal tan pequeño, comparado conmigo? Pero el lobo aceptó, y los tres caminaron en busca de nuevos reclutas. Dieron con un mono chillón. Y el León lo invitó también. ¿Para qué lo quieres, no creo que sirva para nada? Preguntó el lobo. Caminaron entonces los cuatro. De pronto, ante ellos apareció una asustadiza liebre y un pobre burro que apenas podía caminar. El elefante y el lobo feroz se miraron, extrañados de que el León se dirigiera a estos dos y los reclutara.

El día de la batalla el burro, sentado en un punto de avanzada, rebuznó bien fuerte alertando a todos de la proximidad del enemigo. Y la liebre corrió aprovechando su rapidez llevando mensajes de uno a otro. El mono chillón distrajo a los cazadores gritando y brincando de un árbol a otro. El elefante apareció como una tromba, resoplando y emitiendo sonidos agudos y tras él aparecieron, por un lado, el lobo con el lomo erizado y los colmillos amenazantes, y por el otro el mismísimo león rugiendo mientras sacudía la melena. Con todo esto, los aterrorizados cazadores huyeron, jurándose no regresar jamás por aquella selva.

Por supuesto no es más que un cuento infantil, sacado del libro de fábulas de uno de mis nietos. Pero la lección es clara. El león fue un verdadero líder porque supo trabajar con las fortalezas de los miembros de su equipo, no con sus debilidades. ¿Deberíamos aprovechar esta lección? Los padres con sus hijos, los gerentes y supervisores con sus subordinados, los maestros con sus alumnos, todos debemos aprovecharla, para contar así con gente extraordinaria.

LO NEGATIVO:

Concentrarnos en las debilidades de aquellos con quien nos toca vivir o trabajar.

LO POSITIVO:

Aprender que la gente es valiosa por sus fortalezas, a pesar de sus debilidades.

Ir al inicio

De gente común a gente extraordinaria

Visítenos en las redes sociales: Instagram / Facebook

Gracias por Compartirlo con personas que usted aprecia: