fbpx
Positivo y Negativo Emilio Santamaria

El Ópalo de la Cordialidad

POSITIVO Y NEGATIVO. Dos Formas de Encarar la Vida
por Emilio Santamaría S.

En Australia fueron hallados los primeros ópalos en 1863. El pueblo de Coober Pedy en el desierto de Australia Meridional depende aún hoy, casi exclusivamente del mercado de los ópalos. Se concentra ahí un 90% del mercado mundial de esta piedra semipreciosa. En México se produce la variedad de ópalo de fuego, con brillos y tonos anaranjados que alcanzan altos precios por sus hermosos brillos irisados. También se encuentra en Erandique, Departamento de Lempira, en Honduras, donde se localizan básicamente dos tipos, blanco y negro, muy apreciados en el mercado local de la joyería.

La calidad de los ópalos se distingue por la pureza de sus cristales. Están compuestos de Sílice, con concentración de agua de un 4% a un 20%. Su nombre viene del latín opalus, y los expertos lo consideran un “mineraloide”. Viene en colores muy variados, blanco, negro, gris, marrón, púrpura, amarillo, naranja, verde, azul-verdoso y hasta totalmente incoloro. Los hay opacos, translucidos y totalmente transparentes.

Sin embargo, existe uno muy especial al que llaman el «Ópalo de la Cordialidad». Es una piedra opaca, sin lustre, y sin gracia. Pero si usted la toma por un tiempo en la palma de su mano, después de un momento empieza a brillar exhibiendo todos los colores del arco iris. Los expertos nos dicen que es el calor de la mano humana el que logra que luzca en todo su esplendor. Es algo tan espectacular, que cada uno de estos ópalos alcanza altos precios.

Un padre me contaba de su hijo, un muchachito que siempre lucía apático, como aburrido de la vida, sin interesarse en sus estudios ni en su familia. No respondía a ninguno de sus regaños y castigos. Le conté acerca del “Ópalo de la Cordialidad” y le pregunté, ¿no estará acaso esperando el calor de tu cordialidad de padre y la simpatía de tu corazón para brillar como la autentica joya que en realidad es?

Dale Carnegie, el gran maestro de las relaciones humanas decía que ganaremos siempre más en un ambiente de aprobación, que en un ambiente lleno de reproches. Mi amigo está ahora totalmente de acuerdo.

LO NEGATIVO:

Pretender cambios en los demás por medio de nuestros regaños y desaprobaciones.

LO POSITIVO:

Recordar el “Ópalo de la Cordialidad” y poner el calor humano en nuestro trato con los demás.

Ir al inicio

El Ópalo de la Cordialidad

Visítenos en las redes sociales: Instagram / Facebook

Gracias por Compartirlo con personas que usted aprecia: